Mozart – El “Religare” o la Religión en la Música

La palabra Religión procede del termino Religare, que significa Re – Ligar, volver a ligar, volver a unir, volver a unir el hombre con Dios.

Esta meta humana de volver a unirse con nuestro creador, de unirnos nuevamente con Dios, toma muchas expresiones y variantes a lo largo de la historia, tanto en las Religiones, la mitología, la cultura y las artes. Algunas de estas expresiones son terribles, pavorosas, como podemos observar hoy día con ese fenómeno del terrorismo.

Pero ha tenido otras expresiones realmente bellas como ha podido se la hermosa mitología Griega o la que para mí es sin duda una de sus más bellas expresiones, “la música”.

Mozart. Música y Religión. De lo profano a lo divino.

Si alguien a plasmado en la música el concepto de RELIGARE ese ha sido W.Amadeus Mozart. Él como nadie partiendo de lo profano y mundano y gracias a su música, lo eleva a un sentimiento divino de conexión con lo más alto. Su obra y sus operas están llenos de ejemplos de como una situación en principio de lo más humana es elevada por medio de la música a un estado espiritual, del que emana (parafraseando la película de Milos Forman Amadeus).. la más absoluta belleza.

Un ejemplo lo tenemos en su opera El rapto del serrallo en el Aria Martern aller arten (Martirios de todas clases), donde el personaje de Konstanze se niega a pesar de toda clase de Martirios a sucumbir a los deseo del Pachá. En un momento de la opera y con una sola nota mantenida Mozart eleva el momento a una emoción que sólo puedo describir de sublime. Mozart muestra la integridad desde esa cualidad superior al razonamiento que se llama inspiración.

Podéis disfrutar justo de ese momento en este vídeo (min 12:55) , en la maravillosa voz de la inconmensurable Diana Damrau. Por supuesto recomiendo escuchar todo el Aria.

 

Lo sublime en una sola Nota.

De entre las circunstancias mundanas, Mozart sublima la vida desde una sola nota. En sus composiciones Mozart nos lleva desde una situación cotidiana, que va destilando y sublimando con su música, hasta alcanzar un exquisito climax espiritual que desencadena en una sola nota.

Un ejemplo de esto se refleja en la maravillosa misa en C menor K427. Kyrie.

Ir de lo mundano a lo divino era especialidad de Mozart. Otro ejemplo, yo diría el mejor de los ejemplos, es su Opera la Flauta Mágica, donde transforma una fábula casi infantil, en un tratado iniciático de lo más inspirador.
Hay un momento en la obra, que quiero resaltar y es aquel en el que Papageno, el cazador de pájaros, el simplón acompañante del rey y héroe Tamino, encuentra a la bella princesa Pamina.

Entonces cantan un hermoso dueto sobre la pareja y el matrimonio. Eleva este dueto la condición humana más humilde y sencilla en un camino al paraíso por medio del amor conyugal.

 

Mozar y la Masonería

Mozar era francmason, pertenecía a la orden de la Masonería. Normalmente se asocia a la Masonería como una secta secreta que tuvo cierta influencia política en aquel siglo. Pero hay más. La Masonería autentica, proviene directamente de las corrientes Herméticas o del Hermetísmo del renacimiento. Este fue un movimiento que recuperó el conocimiento esotérico del Antiguo Egipto.

Aunque pueda parecer extraño en los primeros siglos del Cristianismo, este, junto con los mitos del antiguo Egipto, convivieron y se alimentaron mutuamente. Un ejemplo es la famosa representación de la virgen María con el niño Jesús en los brazos. Este icono se adopto del Mito de Isis y Hourus, no viene del cristianismo original.

Es por esto que no es de extrañar esa mescolanza con los templos egipcios, las pruebas iniciáticas y el fervor religioso cristiano en la obra de W.A.Mozart.

Mozart – El “Religare” o la Religión en la Música
4.8 (95.38%) 13 votes

No Responses

Leave a Reply